El proyecto tiene un coste estimado de $17 millones. La instalación se ubicaría la red aislada de la empresa CEPM.

La Corporación Financiera Internacional (IFC), entidad que pertenece al Banco Mundial, concederá financiación para un proyecto fotovoltaico de siete megavatios de potencia que se conectaría a un sistema aislado en República Dominicana. La planta solar que planea llevar a cabo Consorcio Energético Punta Cana-Macao (CEPM), una subsidiaria de la empresa energética InterEnergy Holdings, se integraría en la red que opera esta compañía y que está aislada de la red eléctrica principal de República Dominicana. La empresa solar que construirá el proyecto es la española Sofos Energía.

IFC señala que de los 17 millones de dólares que se estima costará el proyecto, la entidad podría conceder hasta 8,5 millones de dólares a través de un crédito corporativo.

En la actualidad, Sofos Energía se encuentra terminando de tramitar los permisos correspondientes para el proyecto. La empresa española prevé comenzar a construir la planta solar en los próximos meses. La previsión es iniciar las obras en el primer trimestre de 2015.

En la documentación presentada para el proyecto se indica que está previsto que la planta solar conste de 35.800 módulos solares instalados sobre estructuras fijas. El proyecto tendrá inicialmente una potencia de siete megavatios y estará localizado en un terreno de 20 hectáreas. Posteriormente, la instalación se podría ampliar en un terreno de 10,82 hectáreas. La red de CEPM está ubicada en la provincia oriental de Altagracia. Con este proyecto se quiere disminuir el uso de combustibles fósiles.